Alma Petit

+56 9 8527 5729

Lo Beltrán 1973, Vitacura

Horario: 

Lun - Vie: 10am - 8pm

Sáb: 10:30am - 2pm

¿Quieres encargar algo? 

Colecciones

Camas y veladores

Juegos de Rol

Mesas

Organizadores

Libreros

Decoración

Juegos

Accesorios

Información

Síguenos

SIGUE JUGANDO

Ingresa a nuestro Club Petit y entérate de nuestras novedades

© 2020 Alma Petit. Creado por Gibli

Libros, la mejor manera de aprender

Han tomado tanta importancia en el desarrollo de los niños, que incluso se les considera en el momento de crear espacios para ello.

No es ninguna novedad que los libros son una parte importante en relación a la estimulación de los niños y además de cumplir con esta importante característica, los mismos son herramientas con lo que los niños van descubriendo el mundo que les rodea. Frente a esto Magdalena Calvo, educadora de párvulos y psicopedagoga, quien además creó Tienda Alma Petit comenta: “Los libros son una excelente herramienta para diferentes situaciones con los niños, por ejemplo hacerlos dormir, jugar, aprender, describir, interpretar, actuar entre otras. Es por esto, que actualmente se les ha dado un espacio importantísimo dentro de las casas”, explica la creadora de Tienda Alma Petit.


A medida que los niños van creciendo, van eligiendo cuáles son sus textos favoritos, por esta razón es importante que los libros se encuentren a la altura de ellos. “Cuando son más chicos, es común que uno les vaya mostrando los dibujos y las historias que aparecen en los cuentos, pero a medida que los niños van creciendo, ellos mismos buscan ser parte de este mundo. Es por eso que los libreros de pared por ejemplo, son un excelente elemento no solo decorativo, sino además para que ellos puedan tenerlo a su alcance”, explica Magdalena Calvo, a lo que agrega, “la altura ideal depende de las edades de los niños de la casa, puede ser desde el suelo hacia arriba si son muy chicos y se pueden ordenar según el desarrollo de cada uno. Por ejemplo: de uno a dos años, en la repisa de más abajo y así hacia arriba”, aclara Magdalena.


Por otra parte, es muy positivo que la lectura con los niños sea una actividad constante entre padres e hijos. “Los niños necesitan rutinas, de esa manera se sienten más seguros y contenidos. Es por esto, que lo ideal es reemplazar la televisión por cuentos cortos para poder mantener su concentración”, explica la dueña de Tienda Alma Petit y agrega, “En el momento de la lectura, esta debe ser lenta, en tono bajo, con el dedo ir mostrando cada cosa que le pueda llamar la atención a los niños e incluso invitarlos a participar que ellos mismos vayan mostrando lo que les llama la atención, que pasen las páginas y si es que son más grandes inventen un cuento según lo que ven. De esta manera se estimula la imaginación y creatividad”, aclara Magdalena Calvo.


Lo ideal para la estimulación a través de la lectura, “es darles espacios de lecturas en las salitas de estar o en sus dormitorios, espacios amplios donde ellos puedan estar cómodos en el suelo o en en una silla y así considerar los libros como algo propio y parte de su rutina diaria. Por esto, los libreros de pared o de baja altura son ideales para los niños”, explica Magdalena Calvo, creadora de Tienda Alma Petit, a lo que agrega “La lectura es la llave de la cultura, del mundo de la ficción y la fantansía. Esto se hace más importante aun cuando se trata de resaltar sus beneficios a la hora de estudiar y conseguir conocimientos. Por lo mismo la ayuda de los papás es sumamente importante, pero además que ellos solos comiencen a descubrir este mundo es clave para estimular su aprendizaje. Frente a esto, la altura de los textos debe ser cercana y atractiva, razón por la cual los libreros de pared, o bajos son pensados en lograr este objetivo”, concluye Magdalena Calvo, educadora de párvulos y psicopedagoga, creadora además de Tienda Alma Petit.